Páginas vistas en total

sábado, 18 de diciembre de 2010

PERDON


Visité con tristeza la casa vacía
mirando sin verla escuchaba sus pasos
En cada rincón quedaron recuerdos
mudos testigos del pasado mío
Sentía en mi nuca su mirada alegre
su voz apagada ya no la tenía
El cardenal es el fiel testigo
que alegró sus mañanas con  su dulce trino
El sillón de mimbre ha quedado solo
¡Cuántos momentos supo cobijarlo!
Es difícil expresar en letras
ese sentimiento del nido vacío
Me miro en las fotos cuando era niño
¡Qué fuerte que eras, viejito querido!
Te pido perdón por ser tan curioso,
sólo un ratito profané tu mundo
Ingresé despacio, por si estabas dormido,
no quería recordar lo de tu partida
Vuelvo mañana, perdón mi viejito,
sólo quería escuchar el silencio


No hay comentarios:

Publicar un comentario